Por José Luis Enríquez Ambell

Toda planeación tiene un buen aterrizaje, pero ninguna ocurrencia se traduce en una idea y menos propositiva.

En dos décadas Andrés Manuel hablaba de soluciones, y ahora todo es excusa y ocurrencia.

Presidente AMLO deje de querer disminuir a los organismos autónomos como si fueran parte de las atribuciones del Poder Ejecutivo, no sea abusivo queriendo ser guardián del proceso electoral 2021, que lo tiene perdido.

El Ejecutivo debe ser guardián de sus colaboradores para que no se metan en la vida de los partidos políticos y, menos, en los procesos electorales venideros.

Mejor cuide a su cuestionada Secretaria de la Función Pública para que de inmediato ejecute mecanismos de control con los Gobernadores de los estados y eviten se inmiscuyan en temas electorales los servidores públicos de todos los niveles.

Andrés Manuel deja de restarle autoridad al árbitro electoral (INE) queriendo imitar al Manuel Bartlet, -titular de la CFE, – como lo hizo en 1988 desde la SEGOB o ¿también le apuestas a la caída del sistema electoral ?

PREJIDENTE ¿no le basta con destruir la economía y el empleo del país, e incluso mal atender la salud y seguridad de la población?

¡ES CUANTO !

José Luis Enríquez Ambell
@EnriquezAmbell
[email protected]